Relaciones en el trabajo.

Relaciones en el lugar de trabajo

Es bastante frecuente que la gente encuentre el amor en el lugar de trabajo. A todos nos ha pasado, especialmente porque es la forma más fácil de conocer gente del sexo opuesto. Después de todo, se tiene con esas personas un contacto frecuente, que no se puede evitar si una tensión sexual se desarrolla. Pero, aunque tener un “affair” en el lugar de trabajo puede resultar sexy y romántico, puede tener también sus inconvenientes. Hay ciertas cuestiones que debes tener en cuenta antes de dar el salto desde compañero de trabajo a amante.

Como he dicho, es más fácil encontrar citas potenciales en la oficina, puesto que es más fácil comenzar a hablar con un compañero de trabajo, y pasar el suficiente tiempo juntos como para llegar a conocer qué le gusta y cuáles son sus intereses de lo que sería hacerlo fuera del trabajo; y en el trabajo, además, puedes llegar a hacerlo sin que resulte para nada forzado o extraño.

Tenemos tal necesidad de impresionar a nuestro amante potencial, que puede incluso servir para hacerlo mejor en el trabajo, y hasta podría conllevar una ascenso o un aumento de sueldo.

Quizás, lo peor de tener un romance en la oficina sean los comentarios de los compañeros de trabajo. El cotilleo en la oficina es malo de por sí, pero los comentarios sobre una parejita pueden ser incluso peores, especialmente si los dos tenéis puestos de diferente nivel. Si estás saliendo con un subordinado, la cosa puede parecer sórdida, y podría desembocar en acusaciones de acoso sexual si acabáis rompiendo la relación. Salir con alguien con tu mismo nivel no es más fácil.

La clave para que una relación en el trabajo funcione es la discrección y asegurarse de no mezclar el placer con los negocios.

Es un cliché, pero no deja de ser cierto. Si te involucras en una amor de oficina, asegúrate de que merece la pena el riesgo, si no, mejor que te concentres en tu trabajo.

Y tú ¿has mezclado el placer con el trabajo alguna vez? ¿cómo ha acabado la cosa?

Comenta desde Facebook


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.